Salud y diversión en el parque

health-and-fun-in-the-parkTodo comenzó hace dos años con una idea de Luisa, acababa de dar la luz y quería perder los kilos que había ganado con el embarazo. Se apuntó en un gimnasio pero no se adaptó, le parecía que era muy agotador y lo dejó rápidamente; pensaba que no era para ella.

Un día dando vueltas por el parque, un poco pensativa con su bebé, vio a un par de señoras que caminaban y se reían muchísimo. Era una escena agradable, se percibía que disfrutaban de la actividad; eso le hizo darse cuenta que caminar es sano pero que cuando se hace en compañía de otras mujeres es además de saludable, muy divertido.

Al día siguiente invitó a su amiga Nena a dar un par de vueltas por el parque, conversaban y la pasaron muy bien. Luego le comentaron a un par de amigas y a fin de mes ya eran cinco parejas. En las caminatas se contaban sus proyectos, historias de su vida, se reían y relajaban, era como una especie de terapia de risa, un momento de complicidad y alegría.

Al pasar un año ya tenían un gran grupo de amigas que iban y se encontraban en el parque. Ana que dirigía una gran compañía en ese momento, comentó acerca de algo que había leído en una revista: las caminatas temáticas, como por ejemplo: caminatas de “mentoring”, en donde jóvenes estudiantes se juntaban con mujeres con cargos de liderazgo para ejercitarse y aprender.

Esa fue la primera en realizarse. Luego harían las divertidas según las fechas: la de noche de brujas y de carnaval (esta la más divertida de todas según Emilia) y una de navidad a beneficio del hospital de la ciudad. Eran toda una atracción y lo más importante era que mientras cuidaban su salud la pasaban bien, estrechaban lazos con la comunidad y ¡se divertían muchísimo!

Pequeñas ideas que generan grandes cambios en las personas.