La difícil relación con nuestros hijos adolescentes

No hay etapa más compleja y desafiante en la crianza que la de la adolescencia. Cuando nuestros hijos llegan a esta fase de transición, parecen ser catapultados a un universo paralelo lleno de emociones intensas, rebeldía y búsqueda de identidad. Nos encontramos ante un camino empinado y lleno de obstáculos, donde nuestra relación con ellos se ve puesta a prueba constantemente. Pero, ¿quién dijo que era fácil?

En la travesía de la relación con nuestros hijos adolescentes, nos enfrentamos a un torbellino de emociones. Por un lado, nos encontramos con la necesidad de establecer límites y normas claras para su seguridad y bienestar. Sin embargo, también debemos aprender a negociar y permitir que participen en la toma de decisiones dentro de esos límites. Es un delicado equilibrio entre ser guías y darles espacio para crecer.

La comunicación se convierte en un verdadero reto. Nuestros adolescentes, inmersos en un torbellino hormonal y en una búsqueda constante de su propia identidad, pueden volverse esquivos y reacios a abrirse. Aquí es donde entra en juego nuestra capacidad de escucha activa y de comunicación abierta. Debemos aprender a estar disponibles para ellos, a mostrarles que valoramos su voz y perspectiva, y a demostrarles que estamos ahí para ellos en cada paso del camino.

La empatía y la comprensión también son clave en esta travesía. Nuestros hijos adolescentes están experimentando un período de cambios profundos y de descubrimiento de sí mismos. Necesitan que les brindemos un espacio seguro donde puedan expresar sus emociones y desafíos sin temor al juicio. Debemos intentar ponernos en sus zapatos, recordando que nosotros también fuimos adolescentes alguna vez, y reconocer sus logros y esfuerzos en medio de las dificultades.

Y, por supuesto, dedicarles tiempo de calidad es fundamental. No importa cuán ocupados estemos con nuestras responsabilidades, debemos encontrar momentos para compartir actividades y conversaciones significativas con ellos. Estos momentos fortalecen el vínculo y les brindan la seguridad de que siempre estaremos allí, incluso en los momentos más difíciles.

Entonces, ¿quién dijo que era fácil? Nadie. Pero si nos armamos de paciencia, amor y perseverancia, podemos atravesar esta etapa desafiante y construir una relación sólida y significativa con nuestros hijos adolescentes. Aceptemos el desafío y recordemos que, a pesar de las dificultades, el amor incondicional y el compromiso mutuo pueden superar cualquier obstáculo en el camino. ¡Adelante, valientes madres, a conquistar el desafío de la relación con nuestros hijos o hijas adolescentes!»

Te invitamos a sumergirte en una colección de entrevistas y perfiles que resaltan historias inspiradoras de mujeres, tanto famosas como no, que han dejado una huella significativa en sus ámbitos. Exploraremos los desafíos que han enfrentado, los logros que han alcanzado y las lecciones que han aprendido en su camino hacia el éxito y la superación personal. A través de estas historias, encontrarás motivación, empoderamiento y la oportunidad de conectarte con mujeres extraordinarias que han dejado un legado perdurable. Prepárate para descubrir el poder de las historias de mujeres que marcan la diferencia y te inspirarán a seguir tus propios sueños y metas.

Comenta, opina… te escuchamos

Comparte con otros:

Facebook
Email
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Ver Más:

¡Qué injusto! Esta realidad que afecta nuestros bolsillos y nuestras vidas.

¡Qué injusto!

El último informe del Zoom de Género, desarrollado por la alianza entre Fundación ChileMujeres y el Observatorio del Contexto Económico de la Universidad Diego Portales,

Ver Más »
Scroll al inicio